Algunos parlamentarios celebraron que la normativa finalmente vea la luz, y destacaron el amplio acuerdo alcanzado y que permitirá avanzar en sustentabilidad y la asignación de prioridades.

La Reforma al Código de Aguas, tras más de una década de tramitación, finalmente será ley dentro de los próximos días. Ayer martes la Cámara de Diputados ratificó el último texto tramitado en Comisión Mixta por 129 votos a favor, dos en contra (el socialista Marcelo Schilling y el parlamentario por el Federación Regionalista Verde Social, Esteban Velásquez), y dos abstenciones (el republicano Ignacio Urrutia y la socialista Jenny Álvarez).

De esta manera, la Cámara Baja del Congreso le dio el visto bueno al proyecto en su totalidad y junto con ello a las 18 enmiendas que hasta hace poco estaban pendientes y que fueron despachadas el miércoles pasado por la sesión presidida por la senadora Adriana Muñoz. En aquella instancia los parlamentarios zanjaron los artículos referidos al artículo 1° transitorio que especifica la manera en la cual los antiguos y nuevos derechos de aprovechamiento se ajustarán a la nueva ley, y a la protección de las turberas.

Durante la votación, que tomó lugar ayer por la mañana en las dependencias de Valparaíso, algunos parlamentarios celebraron que la normativa finalmente vea la luz, y destacaron el amplio acuerdo alcanzado y que permitirá avanzar en sustentabilidad y la asignación de prioridades.

Asimismo, desde partidos oficialistas los diputados hizo hincapié en que se de certeza jurídica a los derechos ya entregados (artículo 1° transitorio).

Reacciones

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, sostuvo que “hoy estamos dando un salto enorme en materia de lo que es el cuidado y la buena gestión del recurso hídrico, y de poder enfrentar adecuadamente el cambio climático” a través de este nuevo reglamento.

Y calificó el proyecto en trámite como una herramienta “moderna, que nos permite tener más atribuciones para poder privilegiar y priorizar el consumo humano, el cuidado de los ecosistemas, darle seguridad jurídica a quienes reciben los derechos de aguas, y evitar el no uso y especulación”.

Asimismo, el jefe de la cartera el MOP aplaudió los amplios consensos entre los mismos parlamentarios, quienes lograron acuerdos unánimes tanto en la Cámara como en la Comisión Mixta, y destacó el trabajo realizado durante estos meses de debate.

“Creo que está mostrando que si uno trabaja profesionalmente, y si ponemos siempre el objetivo de priorizar el interés de Chile por delante, se puede llegar a acuerdos muy masivos, muy positivos, y en este caso de adaptación al cambio climático, esto era esencial”, señaló Moreno.

Ahora, solo resta la votación que tendrá lugar el día de mañana en la Sala del Senado para que el proyecto sea despachado a ley por el Ejecutivo.

Fuente: simfruit.cl